Archivo mensual: abril 2013

Visita de nuestros niños a la Casa Nestlé

68553_421831851245884_951963290_nLos niños de nuestros programas realizaron un visita a las instalaciones de la Casa Nestlé para aprender sobre temas de alimentación.

El recorrido duró aproximadamente una hora y consistió de tres etapas, donde una persona explica los temas de nutrición con ejercicio prácticos.

264286_422710427824693_203756955_n

En la primera etapa se explicaba a los niños de Emaús Oasis sobre la pirámide nutricional y su importancia. La segunda tocaba el tema sobre la alimenteación balanceada, el agua y la actividad física. Al final, nuestros pequeños ingresaron a la cocina para preparar trufas Nesquik.

379819_421832534579149_1184335915_n

311058_421832731245796_712775339_n

389027_421832931245776_1340256235_n

Nuestros niños se llevaron sus trufas a casa y les regalaron varias cosas como cuadernos, lapiceras, entre otras.

943011_422711654491237_1254111818_n

La visita a la Casa Nestlé busca que los niños tengan buenos hábitos alimenticios, bases sobre nutrición y la importancia de tener una vida sana.

Síguenos en:

Facebook/Emaús Oasis – Villa el Salvador

Twitter/@EmausOasis

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Consejos para madres primerizas

 mama-primeriza

Cambios en el cuerpo de la nueva mamá

 

  • Puede que notes algunas venitas marcadas en la cara. No te preocupes, es porque tuviste un parto natural y son el resultado de tu gran esfuerzo a la hora de pujar. En pocos días desaparecerán.
  • Si el médico realizó una episotomía es probable que arda al orinar. Para evitarlo, inclínate hacia atrás para que la orina no roce los puntos.
  • Para controlar las pérdidas de orina que puedas tener al reír, toser o estornudar, es importante practicar los ejercicios Kegel. Implica hacer movimientos con los músculos pelvianos como si quisieras cortar el flujo de orina.
  • Es muy frecuente en las madres que acaban de dar a luz que sufran de hemorroides. Para aliviarlas es recomendable tomar baños de inmersión con agua tibia o lavarse en el bidet después de ir al baño.
  • Si el parto fue con cesárea, la madre no debe levantar peso, al menos, durante seis semanas.
  • Es muy común que suden mucho por las noches. Se debe a que el cuerpo necesita liberar todo el líquido que acumuló durante el embarazo.  

La apariencia del bebé recién nacido  

  • Su piel es casi transparente por la inmadurez de su sistema circulatorio. Además, suelen estar arrugados por haber estado nueve meses dentro del líquido amniótico.
  • Si el bebé nació prematuramente, su cuerpo suele estar recubierto de una fina capa de vello que en pocas semanas se irá cayendo hasta desaparecer totalmente.
  • Muchas veces, pareciera como si el bebé se pone bizco. Tranquila, es porque todavía no controla los músculos oculares, seguramente su enfoque se irá corrigiendo.

 

Cambiando pañales

  • La primera deposición del bebé se la llama meconio. Tiene un aspecto muy oscuro, pero en adelante las heces se aclararán y tenderán a ser granuladas.
  • Se recomienda cambiar el pañal 12 veces por día. Después de cada cambio, se debe lavar su colita con agua tibia y secarla bien. Una buena idea es dejarlo un ratito sin pañal para que la piel respire y así evitar irritaciones.
  • El cambio de pañales paso a paso.  

Dominando la ciencia de la lactancia  

  • Lo más importante a tener en cuenta es que la leche materna es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su bebé.
  • Las madres que amamantan a su bebé recuperan antes su peso y tienen menos riesgos de sufrir depresión posparto.
  • Para evitar o curar el agrietamiento de los pezones, cubrirlos con crema de caléndula antes del parto y durante el período de lactancia.
  • Todo lo que la madre beba o coma va a ser transmitido a su bebé a través de la leche, por eso se debe evitar la cafeína  el alcohol. ¡Ojo! Las cremas anti celulíticas suelen tener cafeína.
  • No olvides mantener contacto visual y hablarle dulcemente al bebé mientras lo amamantas.
  • ¿Sabías que a través de materna podés hacer todas las consultas que quieras sobre lactancia?

 Bañando al bebé 

  • Los primeros días de vida del bebé no se lo debe bañar. Hay que esperar hasta que se le caiga el cordón umbilical. Hasta entonces no se los puede sumergir, aunque sí se los puede limpiar con esponjas.
  • El cuidado del cordón umbilical es muy importante. Se lo debe higienizar con un algodón y alcohol cada vez que se les cambia el pañal para que se seque. Advertencia: No dejar el algodón con alcohol pegado a su piel porque pueden intoxicars.
  • Lo mejor es que el baño se realice siempre a la misma hora y preferentemente a la noche, para que el agua caliente los relaje y puedan dormir mejor. Las rutinas les aportan una sensación de orden y seguridad.
  • Así como el agua debe estar a una temperatura óptima de 37ºC, la habitación debe estar caldeada. Recuerda cerrar las puertas para que el calor no se vaya y no entren corrientes de aire frías.
  • Para agilizar el baño es útil tener la toalla preparada. No olvides secar bien sus orejitas para evitar unas molestas infecciones de oído.
  • NUNCA dejes al bebé sólo en la bañera. Ni siquiera para atender el timbre o el teléfono.

      Cómo dormir al bebé 

  • Ponlo siempre boca arriba y evita que esté demasiado tapado ya que puede aumentar el riesgo de muerte súbita.
  • Se recomienda que en los primeros seis meses el bebé duerma en la habitación de sus padres.
  • Cuando duerma durante el día, no hay que evitar el ruido. El bebé debe acostumbrarse a que en la casa la vida sigue pese a que él duerma de otra manera nunca va a poder conciliar el sueño si escucha los sonidos habituales como el lavarropas o las voces en tono normal.
  • Apaga la luz de su cuarto para que sepa asociar la oscuridad con la hora de dormir.
  • Aprovecha que el bebé duerme para recuperar el sueño y descansar un poco. 

Llantos y alaridos

  Por lo general hay cuatro razones para que el bebé llore:

  • Hay que cambiarle el pañal
  •  Tiene hambre o sed
  • Tiene sueño
  • Tiene frío o calor

 

  • Si ninguna de las anteriores funciona, lo más probable es que el bebé esté buscando mimos y caricias de su mamá. En ese caso, tómalo en brazos y haz que se sienta protegido y seguro.
  • Si el llanto es excesivo, puede que esté sufriendo el “cólico del lactante”, le puedes hacer masajes en la panza para aliviarle.

 

Fuente: Materna

Deja un comentario

Archivado bajo 0 a 3 meses, 1 a 5 años

Cómo enseñar idiomas a niños de 0 a 3 años

Hay padres con niños pequeños, y que saben de la importancia de hablar idiomas extranjeros, que quieren que sus hijos aprendan un idioma extranjero. Y la duda es cómo y cuándo empezar. Lo mejor es empezar lo antes posible. El vídeo que hay a continuación da las primeras pautas a seguir.

En una entrada anterior ya hablamos de las escuelas de idiomas para niños pequeños: Inglés para niños. Además, muchas guarderias ya ofrecen actividades para que los niños aprendan un idioma extranjero que suele ser el inglés. Pero en casa también hay que hacer un poco de trabajo.

A continuación teneis un vídeo con consejos para que los más pequeños de la casa empiezen a aprender un idioma y familiarizarse con él. Bajo el vídeo teneis la descripción del mismo.

Consejos para iniciar a niños de 0 a 3 años en otros idiomas

Desde el centro infantil “La Cabaña del Dormilón”, Mari Lola Parra, psicóloga experta en el ámbito familiar y educativo, y especialmente en cuestiones de aprendizaje y desarrollo, nos va a dar algunos consejos a la hora de iniciar a nuestros niños de edades entre 0 y 3 años en otro idioma. Nos hablará de los beneficios de ésta práctica, de lo que podemos hacer nosotros desde casa y de las conductas que debemos evitar para que los niños no rechacen el aprendizaje del idioma.


Fuente: Babelan

Deja un comentario

Archivado bajo 1 a 5 años, 6 a 12 años

Circunstancias a tener en cuenta con los niños problema

niños-problema-250x300

1- Las nuevas familias
Actualmente, la familia se ha convertido en una de las instituciones sociales que más ha cambiado tanto desde el punto de vista legislativo como en el social. La familia tradicional ha dado paso a nuevos sistemas familiares (parejas de hecho con hijos, madres o padres solteros con hijos o nuevas familias surgidas de divorcios previos que comparten hijos de otras parejas anteriores). Cada uno de estos sistemas tiene sus peculiaridades y la conducta manifiesta del niño puede ser explicada, en parte, a estas nuevas circunstancias. 

2- Cambios en las relaciones padres-hijos
Paralelamente a los cambios de vinculación en las relaciones de los adultos, los padres han ido incorporando cierta simetría en la educación de sus hijos y en aplicar la disciplina. Ha ido creciendo cierta idealización de los estilos democráticos. Sin duda, este estilo, basado en el saber escuchar y ser equitativo en la toma de decisiones, con frecuencia se ha mal interpretado y ha supuesto en la práctica un fracaso.


3- Separación o divorcio de los padres
El rompimiento de los lazos afectivos es siempre doloroso y se vive con cierta angustia por parte de la pareja que ha compartido parte de su vida y que ahora ve roto el proyecto común. Pese a ello, las principales víctimas de todo proceso de ruptura son los hijos, en especial, los más pequeños. 

Es habitual la aparición de ciertas conductas desadaptadas en los hijos cuando se produce la ruptura de los padres.

4- Niños adoptados
Al igual que sucede con la mayoría de los niños, cualquier hijo adoptado presenta una serie de características cognitivas, intelectuales y emocionales que son consecuencia directa de una serie de factores tantos internos como externos, algunos de ellos fuera de nuestro control. Otros perfectamente conocidos y controlables.
Debemos conocer las características específicas de este colectivo si queremos ser eficientes para ayudarles.

Fuente: Psicodiagnosis.es

Deja un comentario

Archivado bajo 1 a 5 años, 12 a más años

Día Internacional de la Madre Tierra

dia-tierra1Hoy se celebra el Día Internacional de la Tierra, conmemoración promovida por el gobernador y activista Gaylord Nelson en el año 1970.

El objetivo de esta fecha es crear conciencia en toda la población sobre la contaminación, los recursoso naturales,  la biodiversidad y  la superpoblación.

Las personas también deben reflexionar por los problemas que  enfrenta el planeta a diario, que traen consigo cambios climáticos afectando nuestra manera de vivir.

Por tal motivo, este día busca que la población mundial tenga conciencia sobre la problemática ambiental y sus diferentes aspectos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Métodos para enseñar a los niños a ver la hora

Reloj-de-madera

 

La noción y organización temporal son conceptos difíciles de asimilar por los niños. Según los especialistas, adquirir una visión clara del tiempo es un proceso lento y paulatino que abarca desde las primeras interpretaciones de día-noche, antes-después, ayer-hoy-mañana, hasta la perfecta discriminación de la dimensión de temporalidad, con conceptos más complejos como los días de la semana, los meses, los años y, por último, las horas.

El orden es la forma de entender la distribución y sucesión de los hechos y cambios que ocurren

Las investigaciones apuntan a que en el proceso de adquisición de la percepción de temporalidad participan dos componentes: el orden, que es la forma de entender la distribución y sucesión de los hechos y cambios que ocurren, y la duración, que constituye el aprendizaje del tiempo físico con sus medidas (días, semanas, meses, años, horas, etc.). Según este esquema, Enrique Rivera y Carmen Trigueros, de la Facultad de Educación de la Universidad de Granada, en la publicación ‘Educación Física de Base’, estructuran la evolución de la temporalidad en los niños en las siguientes etapas:

  • De 0 a 2 años: la percepción temporal se asocia a las necesidades biológicas. El niño adquiere conciencia de las nociones básicas de mañana, tarde o noche en función de sus tiempos de sueño o alimentación.
  • De 2 a 6 años: el niño comienza a entender las nociones de velocidad (lentas, rápidas) e inicia la clasificación de acontecimientos en orden de sucesión.

A partir de esta edad (5-6 años), una vez adquiridas las competencias básicas de “orden” temporal, se debe empezar a trabajar sobre la “duración” para que el niño aprenda las unidades convencionales de tiempo.

Las primeras discriminaciones

El primer aspecto que se debe trabajar con los niños en la etapa de educación infantil es la discriminación de conceptos temporales. Padres y docentes pueden recurrir a distintas actividades sencillas y entretenidas para reforzar estas nociones en los más pequeños:

Hay que mostrar a los niños algunos de los elementos diferenciales de cada una de estas etapas de la jornada

Partes del día: para enseñarles a diferenciar estos conceptos, es útil mostrarles algunos de los elementos distintivos de cada una de estas etapas de la jornada, como el sol de día o la luna y las estrellas de noche, observar una puesta de sol o estar atento a qué hora sale la luna son actividades que le ayudarán a comprenderlo mejor. Otro modo de trabajar estos conceptos se asienta en la asociación de las actividades generales que se realizan (día-vestirse-colegio, mediodía-almuerzo, tarde-merienda-juego, noche-pijama-cena-dormir).

Antes-ahora-después: enseñarles un álbum de fotos donde observen cómo eran antes y cómo son ahora, proponerles que cuenten cosas que se deben hacer antes o después de una actividad (lavarse las manos-comer, ponerse los patines-patinar, levantarse-vestirse) o contarles un cuento al revés y pedirles que lo ordenen son algunas actividades y juegos idóneos para incidir sobre estos conceptos.

Ayer-hoy-mañana: reforzar estos conceptos es fácil con un sencillo juego. Sobre una cartulina dividida en tres partes (ayer-hoy-mañana) se pide al niño que dibuje o escriba cada día sus actividades en cada periodo para que se fije en la correlación que hay entre los tres. Señalar y marcar acciones en los días de un calendario o preguntarle de forma sistemática qué ha hecho hoy o qué hizo ayer son otras oportunidades para trabajar la temporalidad.

Unidades de tiempo

Los distintos conceptos son fáciles de trabajar con recursos didácticos sencillos

Una vez asimilado el sentido de orden del tiempo, el niño puede empezar a aprender las unidades temporales: días de la semana, meses, años, estaciones y horas. Excepto estas últimas, el resto de conceptos son fáciles de trabajar con recursos didácticos sencillos, como canciones, dibujos o representaciones visuales, que ayudan a memorizar y ordenar estas unidades de tiempo en la mente de los más pequeños. Trabajar con un calendario y anotar fechas significativas (cumpleaños, vacaciones, etc.), clasificar las actividades que se hacen cada día de la semana o estudiar los fenómenos atmosféricos de cada estación, son algunas de las propuestas más utilizadas.

Fuente: Eroski Consumer

Deja un comentario

Archivado bajo 6 a 12 años

Orientación vocacional desde niños

1344026_460

 

Cada persona es única y desde que nace tiene una forma diferente de asimilar  las experiencias, muestra un comportamiento distinto y tiene una manera singular  de reaccionar  frente a los estímulos.

Desde la más tierna infancia cada niño va expresando su modo de ser, sus gustos y sus preferencias; se relaciona  selectivamente y aprende de sus experiencias, identificándose con las personas  significativas de su entorno.

Las diferencias individuales se pueden observar entre hermanos, que aunque  hayan sido criados de la misma manera son completamente distintos; porque cada  uno de ellos se ha identificado en forma selectiva con quienes comparten su  vida; de manera que sólo integran los rasgos de personalidad que les agradan y  no incorporan los que les desagradan.

Los padres deberían ser los primeros orientadores vocacionales,  detectando tanto las habilidades particulares como las aptitudes e intereses de  sus hijos, y propiciando el desarrollo de sus facultades especiales.

La infancia es el mejor momento para descubrir vocaciones, porque un niño aún  no está contaminado por la cultura ni ha desarrollado prejuicios que lo  confundan.

El esquema corporal y la personalidad son dos indicadores  importantes que contribuyen a la orientación vocacional desde la infancia, así  como también el poder  darse cuenta de cuáles son las experiencias que los hacen más  felices.

El juego  muestra los intereses de un niño.  Aunque los juguetes suelen diferenciarse por  sexo y por lo general son comunes a todos los chicos; es evidente que los niños  seleccionan aquellos con los que les gusta jugar, descartando los que no les  interesan y cuando juegan con ellos los emplean de distinta  manera.

Los chicos que rompen sus juguetes, generalmente para ver que hay  adentro, son curiosos y están demostrando una tendencia hacia la investigación y  las tareas manuales.  Otros niños los cuidan con esmero y llegan a conservarlos  hasta que son mayores.  En este caso es evidente que se trata  de personas que pueden destacarse en tareas minuciosas, que exigen cuidado con  los detalles como cualquier tarea científica o técnica que requiera  precisión.

El juego es el aprendizaje de la vida, es el ensayo necesario para la vida  adulta que muestra de una manera clara y sencilla la inclinación de una persona  y sólo necesita dedicarle tiempo a la observación.

Incentivar el juego es también recomendable, como también es  estimulante proponer a los chicos crear sus propios juegos  con los materiales que ellos elijan.

No se trata de comprar juguetes caros, porque los niños tienen una gran  capacidad simbólica y para ellos un bollo de trapos se puede convertir en una  pelota, una lata en un instrumento de percusión o unos fideos en cuentas para un  collar.

Los disfraces son también indicadores vocacionales, porque los niños también  eligen de qué se quieren disfrazar y esa elección tampoco es casual.

Desde el jardín de infantes se deberían registrar los indicadores  vocacionales de cada niño en función a las elecciones que hacen, los rincones  que seleccionan para jugar y la forma en que se relacionan con los demás.

Fuente: La Guía Psicología

Deja un comentario

Archivado bajo 1 a 5 años, 12 a más años, 6 a 12 años